Todos conocemos las mejoras de rendimiento que ofrecen los discos sólidos SSD frente a los discos duros HDD, el mayor inconveniente de este tipo de discos siempre ha sido el precio. Durante los últimos meses se ha producido una bajada considerable de precio con el fin de poder ser incluidos en las empresas.

Disco duro SSD

Durante el año 2012 los discos SSD han experimentado una bajada de precio superior al 25% por lo que podrían comenzar a ser utilizados por las empresas. Las estaciones de trabajo no suelen encontrarse con los problemas de espacio que se tienen en los ordenadores personales, por lo que se podrían adquirir discos de 60GB (El precio de estos discos esta al rededor de 55€)

Unos de los grandes lastres de este tipo de discos es su compatibilidad con el sistema operativo Windows XP, actualmente uno de los sistemas más utilizados en los entornos empresariales. Sin embargo con la incursión de los nuevos sistemas como Windows 7 estos problemas desaparecen.

Las principales ventajas de este tipo de discos son las siguientes:

  • Arranque casi instantáneo
  • Rapidez de apertura de aplicaciones

Fuente