Más de cien empresas, como Google, Facebook, Amazon y Microsoft
(entre otras) han solicitado la cancelación de la propuesta de
acabar con la neutralidad en la red, ya que para dichas empresas
esta propuesta constituye «una grave amenaza».

Hace dos semanas, el presidente de la FCC (Comisión Federal de
Comunicaciones) planteó que los proveedores de Internet tuvieran
la posibilidad de cobrar a las empresas por un servicio más
rápido, lo que constituiría dos velocidades distintas en la red.

La carta expuesta por parte de las empresas que se oponen a tal
propuesta asegura que con ella «se permitiría a los proveedores de
conexiones a Internet discriminar a las compañías tanto a nivel
tecnológico como económico» y que las reglas de la comisión
deberían «protegernos de bloqueo de contenido, trato
discriminatorio y pagos por servicio preferente».

El conflicto llega cuando Netflix (un videoclub por internet) que
ha firmado la propuesta, está a su vez en negociaciones con
Comcast (proveedor de servicios) para el acceso prioritario a usuarios
que quieran ver películas de su listado.

La FCC busca aprobar esta medida; sin embargo, ya hay un millón de
estadounidenses que ha expresado su desacuerdo con la medida
mediante una recogida de firmas.

Fuente