Este fin de semana ha estado marcado por el impacto del ransomware WannaCrypt, que atacó el viernes la red interna de Telefónica y a otras organizaciones por medio mundo, dejó unas 200.000 víctimas en al menos 150 países. Sin embargo, el sábado sabíamos que el ataque había sido detenido por unos investigadores que encontraron un “kill-switch”, un interruptor de apagado de emergencia en el código del malware.

A pesar de eso, después de un fin de semana tranquilo los expertos en seguridad advierten de que WannaCrypt está atacando de nuevo, y crece el miedo a que acabe llegando una nueva versión sin el kill-switch con el que se se ha podido detener. Por lo tanto es importante seguir extremando las precauciones para evitar disgustos inesperados.

Desde Nesetec queremos compartir las medidas de seguridad recomendadas para la prevención contra ataques informáticos:

  • Disponer de un sistema operativo actualizado y parcheado.
  • Tener instalado un buen antivirus.
  • Realizar copias de seguridad periódicas a dispositivos externos.
  • Revisar periódicamente las copias de seguridad que se realizan.
  • Desconfiar de emails recibidos de desconocidos o dudosa procedencia.
  • Procurar no descargarse ficheros o documentos adjuntos innecesarios o con contenido dudoso.
  • No acceder a páginas web de “dudosa reputación” o que suministran material no legal.
  • Realizar análisis del equipo informático periódicamente.
  • Eliminación de ficheros temporales, cookies y descargas innecesarias.
  • Si se ve afectado, rápidamente desconecte el equipo de la red y apáguelo y póngase en contacto con su empresa de mantenimiento informático para que pueda solucionar el problema a la mayor rapidez posible.

 

Fuente: NESETEC