Telefónica ha presentado una solución a través de la tecnología de fibra óptica de plástico (POF o Plastic Optical Fiber), es una fibra de 1 milímetro de núcleo y 2,2 milímetros de diámetro en total que permite extender a cualquier hogar una red de banda ancha que garantice hasta 1 gigabits por segundo (Gbps), para que se puedan acceder a servicios como el vídeo 4K mediante una instalación sencilla, sin conectores y con un coste bastante inferior al de la fibra de vidrio.

En su instalación se pueden utilizar todas canalizaciones del hogar, como la red eléctrica o la red cable telefónica, sin tener ningún tipo de inconveniente, y es segura, al no poder ser interceptada e inmune a las interferencias.

Fuente