El viernes entró en vigor una nueva normativa europea que a primera vista, protegía hasta unos niveles nunca vistos a los usuarios a la hora de mantener su privacidad en Internet. La GDPR ha puesto el foco en las empresas y ahora, las corporaciones y gigantes de la red lo tendrán más difícil a la hora de recopilar los datos personales de millones de personas.

Sin embargo, aún hay desconfianza entre los ciudadanos sobre cómo se garantizará su protección a la hora de navegar y usar redes sociales, portales de streaming y otros muchos servicios. Esto se ha manifestado en la última encuesta realizada sobre la GDMA. A continuación os contamos más sobre ese informe y veremos cómo entendemos la privacidad en España.

La GDMA (Global Alliance of Data-Driven Marketing Associations) ha estado realizando una investigación en la que han colaborado 10 países, entre ellos España, para ver qué opinan los usuarios sobre la recogida de su información personal y posterior uso por parte de las grandes marcas que operan en Internet.

En el caso de nuestro país, hay multitud de aspectos a tener en cuenta sobre este estudio. 1 de cada 5 usuarios desconfía del hecho de subir datos personales, hay otro dato más representativo y es que, el 60% de los internautas de nuestro país considera que la subida de información es algo necesario para poder utilizar de la mejor manera posible los servicios en red y a la vez práctico.Llama la atención otra cifra: la mitad de la ciudadanía considera que no tienen ningún control sobre su información.

 

Fuente