Nueva versión de Windows permite la retirada «rápida» de USB

Dado a los numerosos casos de fallos en dispositivos USB por una retirada incorrecta, Microsoft ha creado una nueva versión de Windows 10 la cual nos permitirá a partir de ahora extraer dichos dispositivos sin ejecutarlo de forma segura. Esta nueva facilidad será admitida a partir de la actualización 1809 y posteriores de Windows 10.

Este cambio se debe a que cuando usamos un almacenamiento USB, a partir de esta nueva actualización, Windows ya no usará ninguna memoria de caché intermedia, haciendo así que los datos se transfieran directamente entre ambos dispositivos. Dado a este cambio, la velocidad de transferencia bajara, sobretodo en viejos dispositivos, aunque ese sea un pequeño sacrificio ante la grán ventaja que supondrá el no dar este paso adicional al extraer el dispositivo USB

Aunque esta actualización ya es disponible, si el usuario puede cambiar a la anterior política establecida. Esto se podrá llevar a cabo en las Propiedades del disco, donde en Política dejará elegir entre ambas.

Fuente