La tecnología avanza muy deprisa, tanto que en Japón ya están desarrollando un ordenador para la oreja (de sólo 17 gramos de peso) que ejecutará acciones interpretando gestos faciales como un guiño o un movimiento con la lengua.

Entre sus componentes destacan el GPS o el bluetooth, además de micrófono, batería, etc. A nivel software dispondrá de programas y además se podrán almacenar datos.

Es un salto de calidad para un amplio sector de la sociedad, sobre todo supondrá un beneficio para personas con limitaciones físicas, pero también podrá servir, por ejemplo, para la práctica de actividades deportivas.

Se espera que se comercialice para finales del año próximo y que tenga diferentes diseños.

Fuente